¿Apuestas por lo diferente?

Claves para la gestión de las Redes Sociales en la Administración Pública

Claves para la gestión de las Redes Sociales en la Administración Pública

La gestión efectiva de las Redes Sociales en la Administración Pública, más que una opción una obligación.

Las Administraciones Públicas abren continuamente perfiles en redes sociales que después llevan  sus técnicos, informáticos, documentalistas que suelen no tener ningún conocimiento de la gestión de redes a nivel profesional, en otras el responsable de estas funciones es el asesor o persona de confianza del cargo político que está al frente de la misma y por último están, las menos, las que contratan a empresas privadas especializadas.

Independientemente de como se haya llegado hasta ahí y quién gestiona las redes sociales en la Administración Pública hay una serie de claves que hay que tener en cuenta:

1.ESTRATEGIA:

Muchas administraciones carecen de un Área específica para la gestión de la comunicación digital, lo que hace que sean las distintas concejalías o consejerías las que determinen qué redes utilizan y como la gestionan. Cuando hay un área responsable suele hacer más de freno que de facilitador.

Es importante tener una coordinación, que no se entienda como censura, de cara a tener unas reglas / normas mínimas. El usuario de estas redes no distingue entre páginas y redes de las distintas áreas y ve de forma integrada la imagen que desprende la Institución, así sí alguna lo hace muy bien o muy mal se ve reflejada en el resto.

2. INTEGRACIÓN:

Ya no existen diferencias entre el mundo físico y el digital en lo que respecta a la información, si se hacen carteles para un acto deben ser distribuidos también en las redes sociales y lógicamente en la web. Es en este aspecto, redes sociales – web donde más fallan las instituciones públicas pues presentan una integración muy deficiente. También hay que tener en cuenta que integrar estrategias va mucho más allá que simplemente replicar los contenidos de uno en el otro.

3. ORIENTACIÓN DE CONTENIDOS:

Es importante pensar en los destinatarios, nuestro público objetivo,  y sus necesidades y expectativas. Para saber lo que les gusta y genera mayor impacto necesariamente hay que realizar  un análisis de nuestras publicaciones y potenciar la línea de aquellas que tienen más reacciones. Todo ello sin perder de vista nuestra misión de servicio público y de informar a la ciudadanía.

4. PLANIFICACIÓN:

Cada quincena o mes el responsable de las redes sociales en la Administración Pública que corresponda hay que sentarse con los/as técnicos de las distintas áreas, valorar las actividades – campañas – acciones a destacar en ese periodo y acompasarlas con las actividad diaria que ya tenemos (por ejemplo si hay una noticia diaria de Alcaldía). Esa es la manera de hacer un mix de contenidos atractivo y que no se nos quede fuera nada relevante.

La planificación debe tener en cuenta los mejores momentos para publicar y qué red social (Facebook, Twitter, Instagram, YouTube …)/ web a utilizar.

5. CONTENIDOS DE CALIDAD:

Muchos responsables políticos están contentos simplemente porque aparecen mucho en Internet, si se trata de Facebook hay bastantes seguidores y esa es su manera de medir la satisfacción con la política de contenidos de su organismo, utilizando un símil, les encanta comprar al peso sin tener en cuenta la calidad del producto.

La realidad es que las redes están llenos de zombis (personas que habiendo dado un «me gusta» o un «seguir», ya no vuelven ni interactuan con la cuenta) esto hace que si tienes 10.000 seguidores te puedan ver apenas 50 ¿Es esto lo que queremos? ¿No es mejor apostar por los contenidos de calidad?

Tampoco puede ser simplemente un repositorio de las notas de prensa que se envían a medios convencionales aderezada con fotos  de una inauguración o algún cartel de actividad, cada red tiene su público y su lenguaje específico, hay que aprender a utilizarlo.

Para ello debemos trabajar el mix de contenidos que comentamos antes, esto se traduce en unir contenidos más serios con contenidos ligeros. Podemos programar una galería de fotos de las playas del municipio con la inauguración de un centro deportivo o el cierre de calles por un acto. Cada público tiene unos intereses, que suelen coincidir con lo más cercano y con su realidad diaria y a partir de ahí construimos un mensaje.

6. PARTICIPACIÓN ACTIVA:

Las redes sociales, comenzando por Facebook Twitter deben fomentar la participación ciudadana como manera de conocer la opinión de la gente, recibir feedbacks y generar una mayor difusión. Pero si tenemos un facebook o Instagram y nos vuelcan un comentario o mensaje debemos contestar.

Siempre se debe contestar a alguien que se toma su tiempo en escribirnos, aunque sea para criticar. Existen dos límites, el tono debe ser respetuoso y nunca debemos enzarzarnos en una discusión.

7. TIEMPO DE RESPUESTA:

Con la llegada de las redes sociales a la información pública carece de sentido el horario de oficina de 8:30 a 13:30 de lunes a viernes. Todos los mensajes deben ser contestados en el periodo máximo de 12h a 24h, incluido fines de semana, pero cuanto menor sea ese tiempo mayor satisfacción.

8. MEDIR EL IMPACTO:

Si no medimos y analizamos el impacto de nuestra gestión de las redes sociales en la Administración Pública no podemos mejorar nuestra estrategia y ampliar la audiencia. Es clave dentro de cualquier gestión de contenidos responsables.

0 Comentarios

Deja un comentario, una idea, una crítica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook
Necesitas ayuda, información...
Hola 👋, me llamo Eloy y estoy a su disposición para lo que necesite.
Powered by